Gran victoria del barquito por dos goles a uno frente al Compostela que certifica un gran dato, 13 puntos de los últimos 15 posibles

El encuentro arranco con un guion basado en la enorme igualdad y la escasez de ocasiones entre los dos equipos. Ninguno era capaz de hacerse con el control y hasta el minuto 25 no ocurrió nada relevante, instante en el que el conjunto rival golpeaba un lanzamiento contra la madera de la portería defendida por Aitor.

Llegada la media hora de juego los de Pablo Álvarez comenzaron a desarrollar su juego, buenas combinaciones y largas jugadas, haciendo al rival correr durante el resto del primer tiempo detrás de la pelota.

El descanso y el bingo habitual llegaban al Mariano, que había recibido una gran acogida en esta duodécima jornada.

Comenzaba el segundo acto y tras trece minutos de juego llegaba el primer gol del partido. Un córner a favor finalizó con un balón perfecto al segundo palo que aprovecharía Mese para enviarlo directo al fondo de la red. Pero ocho minutos después, el lateral cometería un penalti que abría las puertas a un Compostela que nada había conseguido hacer. La pena máxima fue transformada por Escudero y finalizaba con el gol la increíble racha de no encajar en el Mariano durante toda la temporada.

Un minuto más tarde se producía el cambio que daba entrada a Marcos Mendes que, a los 40 segundos de encontrarse sobre el verde anotaría el segundo gol para el Naval gracias a un súper pase de Beneit que lo plantaba mano a mano frente al portero gallego.

Los últimos veinte minutos fueron controlados por el barquito que conseguía ser el primer equipo de la liga en ganar al Compostela y situarse así en la cuarta posición de la tabla, con los mismos puntos que el segundo clasificado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.