Fuente propia

Los rojiblancos se dejaron tres puntos en Llanera después de haber ido dos imponiéndose en el marcador por dos goles de distancia

Mañana soleada y no demasiado fresca en la localidad asturiana de Llanera. Un escenario ideal para poder vivir un gran partido en el Pepe Quimarán. Y así fue: un choque de auténtico infarto. Sin embargo, desafortunadamente, no acabó de la mejor manera para los rojiblancos que, tras haber ido ganando por 0-2, acaban perdiendo el encuentro en el tiempo de descuento.

La primera parte estuvo marcado por idas y venidas de ambos conjuntos, con ocasiones para los dos lados. Las más claras fueron de los visitantes, que, tras tres disparos desde fuera del área de Busi (dos) y Loren (uno), anotaban en el 33′ por medio de Beneit.

Ya en la segunda parte, iba a ser de nuevo Raúl Beneit el encargado de anotar el segundo tanto navalcarnereño, tras una gran jugada de Álex Gil. Sin embargo, a partir de ese momento, quizá un exceso de relajación de los hombres de Pablo Álvarez y algo de mala fortuna, iban a producir el empate local, después de dos goles de Amadou y Omar en apenas dos minutos.

Los rojiblancos (vestidos con la segunda equipación amarilla para la ocasión) intentaron al menos mantener el empate, en medio de una efusividad local, e incluso dispusieron de alguna ocasión para haberse podido poner de nuevo por delante en el partido. Sin embargo, una gran actuación del portero y la defensa local impidieron que así sucediera. Y Javi Sánchez iba a ser el encargado de marcar el gol decisivo para el Llanera, en el minuto 91, prácticamente en los últimos suspiros del encuentro, y después de la expulsión de Ontiveros en el 90′.

De esta forma, plantilla y aficionados locales celebraban la infartada victoria con alegría ante la mirada cabizbaja de nuestros jugadores y cuerpo técnico. Sin embargo, cabe recordar que este equipo nunca se rinde y va a seguir luchando hasta final de temporada para lograr uno de los tan ansiados cinco primeros puestos de la tabla y optar a una plaza en Primera División RFEF.

También, merece destacar el gran trabajo de nuestros jugadores y cuerpo técnico durante esta temporada, cuyo fruto se observa en el cuarto lugar que ocupa el Nával en la tabla. Por último, agradecer a los aficionados que se desplazaron kilómetros para poder presenciar el choque y animar a pleno pulmón al equipo en vivo y en directo, así como a los que vivieron el partido desde casa.

Fuente propia

El próximo domingo 30 de enero, a las 16:30 horas, vuelve el fútbol al Mariano González: primer partido del primer equipo de este 2022 (frente a la Gimnástica Segoviana). ¡Os esperamos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.