El primer equipo acabará matemáticamente la temporada como tercer clasificado del grupo

Partido sin goles en el Estadio Municipal Espiñedo. Un encuentro en el que los locales celebraron su permanencia matemática en Segunda RFEF, mientras que los rojiblancos sentenciaban su tercer puesto en el campeonato.

Aunque el choque terminó sin goles, cualquiera de los dos conjuntos pudieron hacerse con la victoria. Desde el primer minuto, fue el Nával el que dominó el partido, sin crear demasiado peligro. La defensa del Arenteiro actuaba tranquila, mientras que la delantera intentaba sorprender a la contra. Sin embargo, en la mitad de la primera parte, los hombres de Pablo Álvarez a punto estuvieron de conseguir el 0-1. Primero, fue Álex Gil el que remataba frente a la portería de Iago Domínguez, que conseguía despejar el esférico. Tras esta ocasión, Ontiveros y, de nuevo, Álex Gil disponían de otras dos buenas oportunidades para haber puesto la ventaja en el iluminado. Con el transcurso de los minutos, el Arenteiro mejoró su juego de ataque y dispuso de dos buenas ocasiones, por medio de Renan Zanelli y Álex Fernández, pero no ninguno de ellos logró poner el 1-0 en el Espiñedo.

Fuente: La Región. Fotografía realizada por Martiño Pinal

La segunda parte estuvo marcada por una reducción de la intensidad por parte de ambos equipos. En parte, por las altas temperaturas matinales presentes en el territorio orensano, que propiciaban el cansancio entre los jugadores. Tuvieron que jugarse veinte minutos para que los aficionados pudieran asistir a la primera llegada del segundo tiempo: un lanzamiento de Pibe, que se marchó alto de la portería de Álex Fernández. Tras ello, era Miki el que lo intentaba, enviando el balón desviado.

En el minuto 71, era Ontiveros el que, tras un gran centro de Álex Gil, remataba a portería, enviando el esférico ligeramente desviado del poste. Aunque, sin duda, la mejor ocasión para los rojiblancos tuvo lugar a apenas diez minutos del final del choque: Loren enviaba el balón al larguero después de un potente disparo. Y, cuatro minutos más tarde, era Simón el que remataba frente a Iago Domínguez, que despejaba el tiro a córner. Por su parte, el Arenteiro iba a disponer de la última ocasión del encuentro en el 86′ por medio de Markitos.

Con empate y sin goles llegaba el pitido final del choque. De esta manera, el Arenteiro conseguía la permanencia en Segunda RFEF y el Nával aseguraba su medalla de bronce en el campeonato.

La última jornada tendrá lugar el próximo domingo 15 de mayo, a las 12:00 horas, en el Mariano González. Recibiremos al CD Marino de Luanco, que necesita conseguir los tres puntos a toda costa para lograr la permanencia en la categoría.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.